Prensa Chucara

26 de septiembre de 2020

na mujer amenazó a un médico que vive en su edificio: “Cuidate! Si salís, te puede pasar algo… Te podés caer”

Escrita el Miércoles 6 de Mayo, 2020
uando sonó el timbre de su departamento, Juan y Analía (dos nombres de fantasía para proteger sus identidades) se sobresaltaron.

Eran pasadas las doce de la noche y alguien hacía sonar el timbre con insistencia.Juan se acercó a la puerta, miró a través de la mirilla y vio a una de las vecinas del edificio. Abrió la puerta, pero la mujer no le dio tiempo para a decir ni “Buenas noches”.

-Cuidate. Si salís, te puede pasar algo, le dijo.

Juan tardó unos segundos en reaccionar. -¿Me estás amenazando?, le contestó.

-Te digo que te cuides...Te podés caer o algo, respondió la señora. Se dio vuelta y se fue.

El episodio sucedió en el edificio ubicado en Avenida Belgrano 1560 en el barrio de Montserrat. Los protagonistas son una pareja de médicos que trabajan en el Hospital Garrahan y en el Sanatorio Güemes respectivamente pero que, por el momento, prefieren no revelar sus identidades ni dar notas a los medios. Lo que sí resolvieron fue hacer una denuncia penal “por discriminación, amenazas y hostigamiento” ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

© Proporcionado por InfobaePor las amenazas se radicó una denuncia penal contra una vecina del edificio ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires

De acuerdo con el relato de la pareja, que figura en el texto de la denuncia radicada anoche por el abogado Vadim Mischanchuk,a partir de la segunda semana de cuarentena, una de las vecinas del edificio (inquilina del departamento 8°B) empezó a agredirlos y amenazarlos.

"Salía al pasillo común del edificio, a los gritos, diciendo que queríamos contagiarla de COVID-19”, aseguraron los profesionales, integrantes de la Asociación de Médicos Municipales (AMM). Al principio, según explicaron, la mujer empezó pegándoles notas en la puerta del departamento que, en su momento, ellos prefirieron desestimar y tiraron a la basura.Pero con el pasar de los días, se puso cada vez más agresiva. Gritos, insultos y amenazas: no los dejaba en paz.

Una noche pasadas las 21 horas, tal como describe la denuncia, la señora comenzó a gritar sus nombres y apellidos en el pasillo y por la ventana de su departamento. “Son médicos, es un delito, hicieron un juramento, están enfermos y hacen todo esto para enfermarme”, sostenía. En otra ocasión, la vecina comenzó a pegarle con algo en la pared de su casa, que es lindera con la cocina de los médicos. Los golpes iban acompañados de gritos. “Son psicópatas”, decía la mujer, que amenazaba con abrir las hornallas y llamar a los bomberos. “Si me muero yo ustedes también”, repetía.

Unos días después,la vecina se cruzó con Juan en el ascensor y volvió a intimidarlo. “Tené cuidado. Viste que uno se puede tropezar... Tené cuidado, prestá atención. Por los lentes te digo”, le dijo la mujer.Analía logró filmar la secuencia detrás de la mirilla y, con ese video y algunos audios, sustentaron la denuncia.

© Proporcionado por InfobaeFragmento de la denuncia presentada ante el Ministerio Público Fiscal. Desde que comenzó la cuarentena, la vecina del matrimonio de médicos se puso cada vez más agresiva. Gritos, insultos y amenazas: no los dejaba en paz.

“Esta es una agresión insólita, insospechada pero, sobre todo, dolorosa.A todas aquellas personas que protagonizan este tipo de episodios las invitamos a reflexionar el mal que hacen a los médicos y la salud pública”, sostiene el Dr. Jorge Gilardi, presidente de la Asociación de Médicos Municipales (AMM) de CABA, que reúne más de 10 mil médicos de hospitales públicos y centros de salud de la ciudad.

En la denuncia penal, presentada ante el Ministerio Público fiscal, también trabaja la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, a cargo deAlejando Amor. Durante los primeros días de abril, luego de que se conocieran distintos casos de discriminación y hostigamiento contra médicos, enfermeros y personal de la salud que trabaja para combatir el COVID-19,el Defensor del Pueblo liberó un oficio al Registro Público de Administradores de Consorcio de CABA con el objeto de monitorear el respeto de los Derechos Humanosen los edificios de la ciudad de Buenos Aires, donde sucedían estos hechos.

"Los profesionales de la salud arriesgan su vida para salvar la de todos nosotros, incluidos aquellos –paradójicamente- que hoy los discriminan, los insultan, amenazan y hostigan, justamente por pertenecer a esa línea de batalla”, asegura el Defensor del Pueblo que, además, habilitó un correo electrónico para recibir denunciasdenunciassalud@defensoria.org.ar.

© Proporcionado por InfobaeEl 19 de abril, el urólogo Agustín D’Angelo llegó a su departamento de la Avenida Santa Fe 2365, luego de una ardua jornada laboral en el Hospital Durand, se encontró con un mensaje debajo de su puerta: “Buscate otro lugar para vivir, decidís vos o decido yo”.

En lo que va de la cuarentena las amenazas e intimidaciones contra profesionales de la salud aumentaron. Algunos médicos son hostigados en sus domicilios, otros en los consultorios donde atienden de manera privada. El2 de abril, por ejemplo,una joven profesional de un hospital de Vicente López recibió un mensaje firmado por sus vecinosapenas un día después de haberse mudado a su nuevo departamento: querían que se fuera a vivir a otro lado.

Una semana más tarde, el10 de abril, un vecino le pidió a Rodrigo Cuba, director de Emergencias de la Cruz Roja Argentina, que no vuelva nunca más a su casa.El cartel anónimo estaba pegado en el espejo del ascensor.El19 de abril, el urólogo Agustín D’Angelo llegó a su departamento de la Avenida Santa Fe 2365, luego de una ardua jornada laboral en el Hospital Durand, se encontró con un mensaje debajo de su puerta:“Buscate otro lugar para vivir, decidís vos o decido yo”.

“En tiempos en los que los profesionales de la salud están llevando adelante tareas de suma importancia para la salud y el bienestar de toda la sociedades completamente inaceptable que se lleven adelante actos de tamaña cobardía y crueldad por eso es que pido su urgente investigación y castigo”, agrega el abogado Vadim Mischanchuk, quien ya lleva adelante otras cuatro denuncias por escraches a médicos en CABA, tres de ellas investigadas por el fiscal Maximiliano Vence y una por la doctora Mariela Deminicis.

En el interior del país, los médicos también están padeciendo esta persecución que, en algunos casos, pasó a mayores comola amenaza que recibió la médica riojana Claudia Salguero, jefa de terapia intensiva en el Hospital Regional “Vera Barros”, a la que el incendiaron el auto y le dejaron un mensaje violento. En la provincia de Santa Fe, en la ciudad de Venado Tuerto,dos jóvenes médicos también fueron discriminados por sus vecinos. Ellos también se encontraron con un cartel pegado en el ascensor que los instaba a irse del edificio.








Prensa Chucara - El periodismo en el que la gente cree y quiere
© 2017 - La Rioja - Argentina